Más nada

Nun sé cómo andará. Sé que tengo enfotu nella. Ye una superviviente, ye allegre. Ye verdá que dacuando s’enfada y dacuando enquivócase. Como toes. Como toos.

Hai muncha xente ellí: por enquivocación, propia o ayena;  porque la garraron;  porque lo fixeron a concencia; porque nun supieron o nun pudieron valorar lo que teníen; porque nada teníen que perder; porque nun deprendieron o nun-yos deprendieron d’otra manera; hai veces que nun queda otra. Muncha xente pasa les navidaes na cárcel. L’iviernu enteru, depués la primavera, el branu, la seronda y otra vuelta l’iviernu.

Pensábalo estos díes de la que diba a trabayar y tamién de la que volvía. Caminando d’un sitiu a otru ensin más muries que les de la costume, la obligación o la necesidá. Son fastidiaes, sí, pero ye una maravilla caminar. Lo fastidiao de verdá son les muries de piedra, les que nun te dexen dar un pasu alantre nin un pasu atrás.

Condenes a soledá nes que lo que sobra ye tiempu. Tiempu perdíu, escondíu onde nunca lu vas topar.

Mentes nos roben, mentes vienden la sanidá y la educación; mentes faen negociu coles nuestres vides, cada vez más barates nel mercáu llaboral, ríen, convéncense y convéncenos de que lo merecemos.

Y lo que merez una persona ye qu’esa vida, la única que tien, nun-y la roben. Más nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s